Arquitectura

La Plaza de Toros de Las Ventas ha sido diseñada y construida en el estilo Neo mudéjar. Un estilo arquitectónico reivindicado como estilo nacional en el siglo XIX por estar basado en un diseño tradicionalmente hispánico. El Neo mudéjar es el estilo más característico de las Plazas de Toros en España. Fue la antecesora de Las Ventas, la antigua Plaza de Toros de Goya, el primer ejemplo conocido del estilo neo mudéjar en nuestro país. Esta obra de Emilio Rodríguez Ayuso y Lorenzo Álvarez Capra marcó un antes y un después en la arquitectura de las Plazas de Toros de toda España. La Plaza de toros de las Ventas está sustentada por un entramado metálico que incluye también los tendidos. Gradas y andanadas son de madera, y las cubiertas son de cuchillos metálicos, correas metálicas, forjado de rasilla y teja. Las localidades se distribuyen en diez tendidos, divididos en tendido, grada y andanada. La Plaza de toros de Las Ventas tiene capacidad para 23.798 espectadores. La dimensión del ruedo es de 61,2 metros de diámetro y el ancho de su callejón es de 2.2 metros.

Exterior y placas

La fachada  de la Plaza es de ladrillo visto con decoraciones de cerámica vidriada que representan los escudos de todas las provincias españolas. Como curiosidad, sabemos que el escudo de Córdoba aparece representado en dos ocasiones y que del actual conjunto de provincias españolas solo faltan Ceuta y Melilla que en el momento de su construcción solo eran un protectorado español.

Estatuas

En el exterior de la Plaza de Las Ventas se han ido colocando a lo largo de los años estatuas en homenaje a distintos toreros importantes en la historia del coso madrileño: José Cubero Sánchez ‘El Yiyo’, el último matador muerto por cornada en España (Colmenar viejo), Madrid Fleming a muchos les sorprenderá ver a Fleming custodiando Las Ventas, pero lo cierto es que los toreros tienen mucho que agradecer al inventor de la penicilina. Antes de su existencia, los toreros no solo tenían que lidiar con toros, sino que además tenían que libras arduas batallas contra las infecciones producidas tras las cornadas. Las heridas infectadas representaban el doble de riesgo para un torero que la propia cogida. Luis Miguel Dominguín, un homenaje al torero madrileño que salió hasta 5 veces por la Puerta Grande. Antonio Bienvenida uno de los toreros madrileños predilectos de su generación y quien más veces toreo en Las Ventas.

¿Cómo se divide la Plaza?

Este coso monumental cuenta con 4 pisos: Tendidos altos, bajos, gradas y andanadas. Encontramos a su vez 10 secciones o tendidos divididos en 3 zonas principales:
  • La sombra (1,2,9 y 10)
  • El sol (4,5,6 y 7)
  • Sol y sombra (3 y 8)

Puertas y Patios de Las Ventas

La Plaza de Las Ventas cuenta con 18 puertas de acceso exterior. La más importante y representativa es la Puerta Grande, de la que hablamos en la sección corridas. En la parte posterior de la Plaza encontramos el Patio de Arrastre y Patio de Cuadrillas.

Capilla y enfermería

La capilla de las Ventas es  de estilo barroco mexicano. Está custodiada por la Virgen de la Paloma, y la Virgen Guadalupe, patrona de México. La enfermería de las Ventas cuenta con dos salas de operaciones y dos salas para heridos más leves y un despacho de médicos. A la enfermería se accede desde el ruedo por pasadizo situado bajo el tendido 4. También tiene acceso desde la capilla. La enfermería es sin duda el lugar más frio de la Plaza pero uno de los más necesarios. Aquí los médicos, en ocasiones, curan o incluso salvan vidas a los toreros.